Los directivos de las empresas pueden ser demandados personalmente por accionistas, acreedores, empleados, sindicatos, proveedores, clientes, competidores o por el público en general por responsabilidades legales derivadas de sus decisiones u omisiones en su trabajo.  Algunos ejemplos: La responsabilidad derivada por una decisión equivocada; por el mal uso de la información de la empresa;

por una alteración a los estados financieros; por no cumplir con las normas y procedimientos establecidos; por prácticas comerciales ilegales y muchas otras.  En los últimos años incluso se ha visto que los accionistas demandan a los ejecutivos, para tratar de resarcirse de sus pérdidas. 

Una demanda representa un gran riesgo para el directivo, ya que pone en riesgo sus ahorros y su patrimonio familiar por algún  hecho o decisión de tipo profesional.  Cuando cuenta con un seguro D&O, el directivo traslada a una institución de seguros algunos de los riesgos que enfrenta con su trabajo, obteniendo así una mayor libertad para ejercer su profesión.

Presentamos a Ustedes algunas de las características principales de este seguro.

Coberturas Ordinarias.

Las pólizas de seguro para Directores y Funcionarios, conocidas en nuestro medio como seguro de D&O por su traducción del inglés “Directors and Officers”, ha adquirido una mayor relevancia en la industria aseguradora mexicana.  Cada día a demandan con mayor frecuencia las grandes y medianas empresas para cubrir las responsabilidades en que pudiesen incurrir sus directivos (consejeros, directores y gerentes) en el ejercicio de sus funciones. 

Las pólizas D&O normalmente cuentan con tres secciones:

La sección “A”, protege a los Directivos  contra las reclamaciones que les pudiesen afectar en lo personal y que no corresponden a la empresa.

La sección “B” protege a también a los directivos de aquellas reclamaciones que pudiesen afectar y corresponder tanto a la empresa como al directivo.

La sección “C” ampara las responsabilidades derivadas de  decisiones directivas tomadas durante la colocación de valores colocados en los mercados bursátiles.

Las pólizas D&O tienden a ser personalizadas para cada cliente en cuanto a sus coberturas y condiciones especiales. Antes de contratarse, se lleva a cabo un proceso de suscripción que valoran diversos aspectos de la empresa  (país, legislación aplicable, su giro, tamaño, situación financiera y experiencia siniestral, entre otros), como de los ejecutivos (solvencia, experiencia, si son accionistas o no y otros).

Generalmente la suma asegurada es fija y con un límite individual para cada reclamación. De esta manera, por ejemplo, si se paga una reclamación en  nombre de un director, éste puede dejar otros directores de la propia corporación expuestos durante el resto del año.

Las pólizas pueden amparar a los distintos niveles directivos de la empresa o institución: Miembros del Consejo de Administración o de los distintos niveles de gobierno corporativo (liquidadores, interventores y otros), los directores internos y, en ocasiones, directivos no empleados. En cualquiera de los casos, todos han de ser nombrados e identificados en la póliza.

Dentro de las exclusiones normalmente se incluye el fraude y cualquier acto que hubiese generado un beneficio personal al ejecutivo; las reclamaciones y los  litigios previos al inicio de vigencia; los reclamos derivados de lesiones y/o daños corporales; los daños a propiedades derivados de la contaminación; las reclamaciones cruzadas (“insured versus insured”); las derivadas de adquisiciones hostiles de empresas o de las aseguradoras cautivas propiedad de la empresa.

…Y en caso de una reclamación…

Las reclamaciones a una póliza D&O pueden provenir de distintos orígenes.  Algunos de los principales son: Actos de discriminación (por edad, sexo o preferencias sexuales), difamación a clientes; fallas en el cumplimiento de las normas corporativas; fallas en la información presentada a terceros  y otras.

Frente a estas reclamaciones, las pólizas D&O normalmente cubren los gastos de defensa, el pago de las indemnizaciones (Daños, perjuicios y daño moral), las negociaciones y acuerdos extra-judiciales y otros.

¿Quieres más información? Contáctanos

Simple Contact Form

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *